Un desafío, cuatro participantes, el tiempo limitado: la fluidez en un proyecto.

Recientemente participé en la hackatón "Hack2In" de la compañía de seguros "La Segunda".

El término hackatón es la mezcla entre hack - código de software - y maratón: un grupo o equipo que desarrolla un producto con un componente de software; donde la diferencia es que en lugar de disponer de un horario de oficina y varios días/semanas/meses para realizarlo, sólo posee algunas horas (maratón). En una hackatón uno come cuando puede, si puede duerme y las habilidades se empujan al máximo.

Mi propósito personal fue establecer un equipo desde cero, con sólo una charla previa de café, con jugadores que no conociera en el ambiente laboral, de orígenes y especialidades distintas. Y en un tiempo máximo de 30 horas, pensar, desarrollar y pitchear (presentar a un panel evaluador, como si fueran inversionistas) un producto comercial.

Si habitualmente el desarrollo de un concepto lleva algunos días, el primer boceto algunos otros, y las primeras discusiones serias acerca del mismo recién a un par de semanas de originado, imaginen la presión que sentí - y sentimos los 4 participantes del equipo - cuando nos inscribimos en la hackatón.

Y lo mejor que nos pudo pasar como equipo es que a minutos de comenzar la hackatón, habiendo presentado nuestra idea original, el grupo de mentores que nos guiaba nos dijo algo del estilo..... "si, si, muy lindo. pero la mitad del proyecto ya la hacemos nosotros, no nos hace falta". 

Primera enseñanza: iterar temprano con el cliente es vital. testear la hipótesis de uso del producto o servicio que hagamos, cuanto antes.... mejor.

Al escuchar éstas palabras, tuvimos la necesidad de replantear el producto/servicio. Y sabiendo que teníamos menos de 29 horas (el reloj ya marcaba la cuenta atrás), ser flexibles y ágiles es clave. No enamorarse de la idea original y saber cuándo cambiarla, también es clave.

Segunda enseñanza: contar con habilidades de flexibilidad, adaptabilidad y liderazgo en situaciones de presión, es clave para todo proyecto.

Y al avanzar las horas, pude experimentar en carne propia el concepto de  Mihály Csíkszentmihályi, la fluidez. El mismo se basa en aumentar la dificultad del desafío para hacer crecer la habilidad del participante. ¿Qué hicimos? Seteamos tareas, entregables y responsables claramente; y las priorizamos en función a la dificultad. Primero lo sencillo, luego lo difícil. Para el final, lo imposible.

Tercera enseñanza: uno puede conocer la teoría de memoria, si no la lleva a la práctica es sólo texto en un libro.

A medida que cada tarea cambiaba el status: de "To Do" a "Doing", de "Doing" a "Done", nos tomábamos un breve momento para celebrar ese momento. De una forma sencilla, en el ADN del equipo se fijó el cumplimiento de objetivos con la celebración de dicha tareas.

Cuarta enseñanza: la celebración de un éxito, por más pequeño que sea, influye positivamente en la motivación de un colaborador para seguir cumpliendo.

Otro elemento de gamificación que puse en práctica fue la "pelea con el último jefe", o la definición de cuál es el último propósito a cumplir. En éste caso, el pitch. Al llegar el tiempo līmite, pudimos realizar la presentación de una demo del producto: con un nombre, con una entidad gráfica y de branding, con un propósito, resolviendo un problema específico y todo ello contado en el breve discurso de 5 minutos.

Si bien el sueño escaseó y el café fue abundante, quiero destacar muy específicamente que las teorías motivacionales que aplico desde Gamifica, la fluidez, las acciones de instant feedback, el establecer la batalla contra el último jefe - por nombrar algunas - fueron la clave para mantener en alto la motivación y el esfuerzo sostenido de los cuatro participantes; como también determinante a la hora de sobrepasar el objetivo propuesto.

Quinta enseñanza: la combinación del equipo, el desafío, el reconocimiento del logro y la limitación del tiempo, logra obtener resultados extraordinarios. Gamificación en estado puro.

Como conclusión: habitualmente escribo los Lunes por la mañana. En éste caso, luego de haber terminado el Domingo a las 22.00 horas luego de haber comenzado el Sábado a las 08.00 horas..... me tomé un tiempo para una tarea indelegable: recuperarme.

Y no menos importante: ser el ejemplo vivo de lo que uno predica, es todo un placer. En mi caso, haber utilizado las mismas técnicas que pregono en mi propio equipo, una libertad imposible de describir, con resultados inimaginables.

Muchas gracias por su tiempo en leer ésta nota.

PD: Anto, Lupi, Negro: sin Ustedes, ésto seguiría en el terreno del sueño..... GRACIAS GIGANTES!

#Hack2in #teamhacka #l2_lasegunda @battistellianto @fransb14 @lupi410 #TouchPointExplorations #AIHolmes