Cómo gestionar el talento en las organizaciones mediante el juego

Por Natalia Riva – nriva@comercioyjusticia.info

Nota publicada en el diario Comercio y Justicia. Ver publicación original aquí.

“Mi reloj me sugirió ayer que me pare una X cantidad de veces, que realice una Y cantidad de ejercicio y que queme una Z cantidad de calorías. Y cada vez que lo hago, me felicita. Eso, en mi idioma, es gamificación aplicada al bienestar y a la salud personal”, cuenta a Comercio y Justicia Rodrigo Borgia, fundador y CEO de Gamifica. Ahora bien, yendo a lo laboral, “gamificación’ -o gamification- es el uso de técnicas, elementos y dinámicas propias de los juegos en actividades laborales con el fin de potenciar la motivación, modificar conductas y mejorar la productividad”, agrega el especialista, quien estará esta semana en Córdoba presentando herramientas para la gestión del talento en las organizaciones por medio de la gamificación.

Según un estudio a escala mundial publicado por Deloitte, 25% de los procesos de las compañías incluirá gamificación en los próximos años. Ese porcentaje se eleva a 50% cuando se enfoca a los procesos de innovación, conforme un análisis de Gartner. Esta tendencia global, según Borgia, se replica claramente en Argentina y -a diferencia de otras circunstancias y procedimientos- aquí “lo estamos aplicando con mayor diversidad y en más lugares en proporción al resto del mundo”.

“La adopción lleva algún tiempo dado a que es un tema que recién empieza a conocerse como tal; pero es notable que las empresas que comienzan a utilizar la gamificación ven los resultados en muy corto tiempo (en la mejora de los indicadores de productividad como en el retorno de la inversión de los proyectos), y es eso lo que permite ampliar y profundizar la utilización de la técnica”, completa el especialista.

– ¿Pueden medirse los resultados luego de usar esta herramienta?

– La idea de utilizar estas prácticas es poder observar una mejora en alguna métrica en particular. Recomiendo poseer algún tipo de indicador antes de comenzar todo el proceso. De esa forma, podemos tomar ese indicador y ver la evolución a través del tiempo. De hecho, es la mejor forma de poder ver el antes y el después; y es esto lo que permite a quien está a cargo de llevar adelante las tareas que vea cómo su presupuesto de gamificación rinde y sirve. En mi caso, en algunos casos -en particular uno de éxito con una gran compañía de seguros de capitales italianos- el ROI que obtuvieron en los primeros tres meses fue de 150%. Es decir, en muy corto tiempo recuperaron la inversión y al segundo mes de utilización ya empezaban a ver los resultados concretos.

– ¿En alguna área de la empresa esta técnica es más efectiva?

– Funciona muy bien con los equipos de ventas, se logran mejoras de entre 10% y 25% en las métricas de eficiencia a través del tiempo; en pymes y microempresas logran reducir los tiempos en los cuales se llevan adelante los procesos o se identifica el valor que la pyme o microempresa genera para su mercado objetivo, y en empresas que realizan encuestas de clima (desde las más informales hasta Great Places to Work) se miden resultados de impacto directo de varios puntos porcentuales de mejora.

– ¿Se puede aplicar en todo tipo y tamaño de empresas?

– Se puede aplicar en todo tipo y tamaño de empresa, en particular si ésta desea mejorar sus indicadores a partir de una mejor comunicación con sus empleados. El tamaño de la empresa en este caso no es importante. Yo trabajo con microemprendimientos, pymes y empresas de gran porte. Como los equipos de trabajo con los que realizo mis actividades son de a partir de 5 ó 6 personas hasta 200 (en el caso de los talleres Lego), se puede aplicar tanto en startups como en unidades de negocio específicas como en toda la empresa.

– ¿Cómo es la demanda de las empresas?

– Para tener una idea de “volumen de trabajo”, yo personalmente realizo al menos uno o dos talleres Lego a la semana. Y eso significa que hay empresas que ya tomaron Lego Serious Play como forma de trabajo para agilizar sus procedimientos, para poner en valor la innovación aplicada a la gestión de sus recursos (humanos y materiales) y replantearse constantemente cómo mejorar lo que hoy esté fallando. La clave, como siempre, es la comunicación entre los colaboradores.

– ¿La gamificación funciona bien con colaboradores de todas las edades?

– Estudios de Jane McGonigal (diseñadora de juegos y escritora estadounidense defensora del uso de la tecnología móvil y digital para canalizar actitudes positivas y la colaboración en un contexto del mundo real) demuestran que un individuo, al llegar a los 18 años de edad, posee cerca de 10.000 horas de educación y cerca de 10.800 horas de juegos/videojuegos.

Es por ello que si, además, sus empleados pertenecen a la generación millennials (o desea preparase para ello), hablarles en “idioma videojuegos” es algo que entienden mejor que el tradicional enfoque corporativo.

Pero lo bueno de la gamificación es que no es sólo para millennials: de hecho, en muchos talleres Lego que llevo adelante los participantes son de la mesa chica de la empresa y habitualmente están más en mi rango de edad (más 45) que en la franja millennial o “X”.

Gamificación: dónde y cuándo

En el marco de los ciclos de conferencias de fundación Potentia, se pone a disposición de directores y gerentes de RRHH herramientas para lograr compromiso por medio de la gamificacion.

Será pasado mañana, miércoles 26, de 16 a 18, en Ciudad Empresaria Coworking, avenida

La Voz del Interior 7000.

Inscripciones: https://bit.ly/2QhgSSc o por mail: mesumo@fundacionpotentia.org

Cuatro formas de aplicar estrategias de este método

Consultoría. En reunión con la empresa se determina en qué parte pueden centrarse para mejorar la motivación de los colaboradores. Puede tomar la forma de un programa de desempeño o una práctica de reconocimiento a la productividad, por ejemplo. Es la empresa la que, luego del proceso de consultoría, aplica lo decidido de acuerdo con sus recursos y habilidades.

Actividades presenciales. Un método muy usado es el de Lego Serious Play. En él, en sesiones que van desde encuentros de 3 horas hasta 2 días completos, se utilizan las fichas de Lego (kits especiales) para aceitar y mejorar la comunicación e innovación de los presentes. Se utilizan mucho en procesos de gestión del talento (mejora de habilidades blandas o soft skills), como también en el diseño de nuevos procesos, innovación aplicada en procedimientos, análisis estratégicos de acciones a tomar y en reglas generales como un gran resolvedor de problemas en temas de gestión del cambio.

Plataformas digitales. Borgia diseñó y comercializa SinCV y Motivarnos, plataformas que se pueden utilizar en reclutamiento y selección (en el caso de SinCV) y en la gestión del conocimiento y productividades en tareas estructuradas (como puede ser un equipo de ventas, cobranzas, atención al cliente, bpo, call y contact centers). En las plataformas se encuentran sistemas de millajes, avatars, rankings y escenarios / casos que -a modo de algo similar a un videojuego- permite que los participantes se enfoquen mejor en las tareas que hay que completar.

Mix de todo lo anterior. También se pueden trabajar parte consultoría, taller presencial, plataforma digital. Lo que la empresa necesite y desee utilizar.

Rodrigo Borgia